Recíbelo en tu mail

miércoles, 21 de marzo de 2012

Ansiedad fase aguda

Quienes han pasado o están pasando por un momento en el que la ansiedad forma parte de sus vidas y de sus días, e tenderán perfectamente lo que a continuación relataré.

Llevo casi un año medicándome por las supuestas crísis de ansiedad que me están acompañando desde finales de junio del año pasado.

No es la primera vez que he tenido que luchar contra esta enfermedad que se autoalimenta de si misma: comienzas a sentir como tu cabeza se va, la boca se seca, el corazón se dispara y es ahí, donde la cabeza comienza a jugar en tu contra y da más puntos a que la ansiedad gane la batalla.

Antes de conocer a mi pareja y, sobre todo, de quedarme embarazada, tomaba pastillas para conciliar el sueño y tenía en la retaguardia ansiolíticos por si las moscas. Aunque si debo reconocer que iba disminuyendo cada día, paso a paso, mi adicción, mi necesidad y mis miedos.

Me quedé en estado y durante todo el embarazo no necesite ni una sóla ayuda química, estaba pletórica, mi vida iba bien, mi pareja mi futuro retoño, mi hijo mayor...con algún que otro dolor de cabeza, como todos, en cuanto a trabajo pero nada alarmante porque, a Dios gracias y, sobre todo a mi padre, mi familia aunque ha notado la crísis como todos, no podemos quejarnos.

Doy a luz, todo sigue igual, a excepción de mi sentimiento posesivo por mi recién nacido, me pongo el DIU en junio y, no sé, dos, tres semanas después termino en urgencias con una crísis de ansiedad aguda, o eso es lo que me dice. A esa primera crísis le siguen 3 más, también acabando en hospital para que me inyectarán valium...

Total que piensas que puede haber algo más que eso no es normal, así, de repente, tan fuertes, tan sin razón...me hacen un TAC, una analítica y todo sale, a priori, bien. 
Comienzo a visitar a un psiquiatra que me medica y me escucha y, sin llegar a crísis tana agudas, en más de una ocasión he tenido que tirar de valium bajo la lengua por asomo, por sensación de que vuelven...
Ahora sigo medicándome, he comenzado con una psicoanalísta para analizar toda mi vida y tratar de ver si hay algo que me pueda provocar tanto sufrimiento interno que no soy consciente en mi totalidad y yo, sigo pensando que esto no es normal.

Estoy en medio de pruebas varias: visite al médico de cabecera y me mando al otorrino, al neumólogo, una analítica aún más completa y estoy en ello, en recaudar información acerca de mi salud y mis miedos, siguen.

Como decía, si alguien ha padecido o padece ansiedad, sabrá lo mal que puede llegar a sentirse uno. Y como se autoalimenta de tus miedos, de tus dudas, de tu mala cabeza.

Y no lo entiendes. Ante todo eso, no lo entiendes: ¿cómo puede ser? ¿realmente será ansiedad? ¿ansiedad porqué? ¿debido a qué? ¿tanto puede afectarme?

Cansancio, dolores de cabeza, miedo....miedo es lo que más tienes, miedo de que sea algo más, algo peor, algo a lo que llegues tarde...

Lamentablemente, a esto debemos sumarle que tus relaciones familiares, personales, laborales...todas se ven afectadas porque tu no estás al cien por cien, es así. Y afecta a tu conducta diaria. Es un mal tuyo que traspasas, inconscientemente, a los que te rodean.





Sintoma de ansiedad - distintos tipos


La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan un malestar significativo o deterioro en las relaciones familiares, sociales, laborales o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.
Los síntomas de ansiedad en el Trastorno de Ansiedad Generalizada son constantes a diferencia de lo que ocurre en el Trastorno de Pánico donde la ansiedad-pánico aparece en forma paroxística tomando la forma de una Crisis de Pánico. La Crisis de Pánico no suele durar más de 30 minutos pero deja a quien la padece con mucho temor a presentar una nueva crisis. Este "miedo al miedo" se lo denomina "Ansiedad Anticipatoria" y puede confundírselo con un Trastorno de Ansiedad Generalizada.

Es importante además descartar que los síntomas de ansiedad no sean debidos a la ingesta de algún tipo de sustancia ansiogénica: cafeína, anfetaminas o a una enfermedad médica (hipertiroidismo por ej.). Existen muchas causas que pueden provocar ansiedad en forma secundaria. Asimismo los Trastornos Depresivos se asocian con mucha frecuencia a la ansiedad. Es muy importante realizar un correcto "Diagnóstico Diferencial" para poder arribar a un diagnóstico acertado de lo que le ocurre a quien se encuentra padeciendo un cuadro de ansiedadLa principal causa de fracaso terapéutico es la falta de diagnóstico o un diagnóstico errado.
El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) es mucho más de lo que una persona normal con ansiedad experimenta en su vida diaria. Son preocupación y tensión crónicas aún cuando nada parece provocarlas. El padecer este trastornosignifica anticipar siempre un desastre, frecuentemente preocupándose excesivamente por la salud, el dinero, la familia o el trabajo. Sin embargo, a veces, la raíz de la preocupación es difícil de localizar. El simple hecho de pensar en afrontar el día puede provocar ansiedad.


Los síntomas de ansiedad son muy diversos y tal vez los más comunes consistan en hiperactividad vegetativa, que se manifiesta con taquicardiataquipneamidriasis, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento, transpiraciónnáusea, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio, inquietud motora, dificultades para la comunicación, pensamientos negativos y obsesivos, etc.
La ansiedad se puede manifestar de tres formas diferentes: a través de síntomas fisiológicos, cognitivos y conductuales. Éstos hacen referencia a tres niveles distintos, los cuales pueden influirse unos en otros, es decir, los síntomas cognitivos pueden exacerbar los síntomas fisiológicos y éstos a su vez disparar los síntomas conductuales. Cabe notar que algunos síntomas de la ansiedad suelen parecerse a los de padecimientos no mentales, tales como la arritmia cardíaca o la hipoglucemia. Se recomienda a los pacientes someterse a un examen médico completo para descartarlos.
La ansiedad también puede convertirse en un trastorno de pánico, en el cual la persona cree que va a desmayarse, fallecer o sufrir algún otro percance fisiológico. Es común que las personas con este trastorno visiten la sala de urgencias con cierta frecuencia, y, típicamente, se sienten mejor después de ser atendidas. 


Es una lucha. De momento he perdido más batallas que ganado pero espero vencer en la guerra y recuperar el control de mi vida.

1 comentario:

  1. Eres una luchadora nata. Estoy seguro q aun habiendo perdido alguna batalla, tu voracidad, agresividad y perseverancia harán q ganes esta guerra.
    Los q estamos a tu lado valoramos y agradecemos en gran medida tu esfuerzo x ser cada día mejor, y somos conscientes del gran derroche de energías q esto supone para ti.
    X eso te queremos con locura, por eso y x otras muchas cosas mas, te pedimos, te suplicamos q no cambies. Q no ceses en tu empeño de conseguir todo aquello q anhelas.
    Te queremos.

    ResponderEliminar

Gracias! siempre es agradable que el que pase por aquí se deje oír...(leer en este caso ;))