Recíbelo en tu mail

martes, 31 de enero de 2012

Implantes mamarios

Justo en estos momentos en los que el tema es tan sumamente social y que se duda de cirujanos, distribuidores y ¨fabricantes¨, a mí, me ha dado por realzar mediante la cirugía, mi pecho.



Después de dar a luz a mi segundo hijo con una distancia de 12 años con el primero, hice algo que a priori, no me había ni planteado a mis 22 años, que fue, dar de mamar. La verdad es que a penas le dí el pecho 2 meses, no por nada porque leche tenía de sobras, simplemente, lo probé, me gustó pero no esta hecho para mi. Sin embargo el crecimiento de mis senos durante el embarazo y posterior subida de leche (de una talla 90 llegué a tener la 115) fue tan exagerada que cuando recuperé mis ¨tetitas¨, quedaron en eso, en unas míseras tetitas, para más inri, una más pequeña que la otra.
Desde siempre supe que si dando de nuevo a luz necesitaba una operación de pecho para verme y sentirme mejor, lo haría sin dudarlo pero ahora me planteaba bien esperar a tener otro bebé o, como no voy a dar de mamar nuevamente, hacerlo para antes de mi futura boda.
Y dicho y hecho, hace dos semanas visité al médico, me dio todas las explicaciones necesarias, me propuso fecha para la siguiente semana y no me dio más opciones, mis padres me regalaron este pequeño capricho cerrando el tema.

Así pues, ahora me encuentro recién operada, hace escasos 6 días, con mis tetas nuevas y en el momento de alarma social en el que vivimos.
Obviamente pregunté sobre los implantes PIP, pregunté si él los había implantado con anterioridad, pedí pruebas; tenía miedo, más que de los implantes, del resultado final y de la anestesia. A pesar de todo me operé.
Y ahora estoy en proceso de recuperación: no puedo levantar brazos, coger a mi bebé, cambiarme, ducharme sola...te mienten, me dijeron que eta situación, de no coger al bebé, sería de 4 días, llevamos 6, aunque me dejé mentir.

Ahora me siento contenta y algo atrevida cuando pienso que he elegido un momento delicado para llevar a cabo tal operación.

De todas maneras, siempre he sido de las que piensa que si vas a un lugar con profesionales con experiencia, aunque te cueste un poco más, tratando de tu salud no debes jugártela. Hemos visto casos mil de chicas que les hacen un desgracias y, sí, pobrecitas, pero seamos realistas, han ido a lugares donde les han prometido las mejores condiciones a unos precios irrisorios...y manzanas por peras no, no va.

Implantes mamarios o profesionales de confianza?; lo segundo por descontado, yo estoy contenta con el resultado y eso que aún no se ve al cien por cien pero la confianza que me transmitieron, las garantías...aquí me tenéis, preparada para presumir de escote en mi boda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias! siempre es agradable que el que pase por aquí se deje oír...(leer en este caso ;))