Recíbelo en tu mail

miércoles, 4 de enero de 2012

Año nuevo a full

Día 4 del nuevo año, por cierto: Feliz Año a todos!!!!; y con un montón de proyectos, tareas, cosas, obligaciones por hacer.
Además de las cargas empresariales que soporto (ya sabéis, que mi empresa, pequeña empresa; es una de esas tantas que se ha visto afectada por la mierda de la crísis, etc, etc...y que mantengo por orgullo porque ni beneficios ni alegrías me da a día de hoy).

Pero, a pesar de estas ¨cosillas¨ que enturbian mi día a día, también se vienen proyectos que me hacen enormemente feliz, como mi próxima boda.
Soy impaciente, perfeccionista y rápida, para que engañarnos pero si queremos que se celebre en septiembre, tampoco me puedo dormir en los laureles. Así que me puse manos a la obra desde el día 2 tras mi pedida oficial.

Mirar weddings planners, vestidos de novia, espacios, fotógrafos, vídeos, pensar ideas, lista de invitados... Internet es más que un regalo de los Dioses para todo ello.
Bueno lo que debería ser genial, divertido y emocionante se convierte en un trauma cuando te encuentras por el camino personas decididas a amargarte tu día, tus ganas y echar por suelo tus ilusiones...

Lo primero que busqué fueron wedding planners; sí, puede que sea una pijada per considero que alguien que em ayude, no sólo con toooodooo lo referente a la boda (decoración, música, flores, ideas, catering, etc, etc) y, sobre todo, en el día D, se encargue de que todo salga rodado, será algo que pagaré con gusto y me ayudará a relajarme y llevar las cosas de manera ordenada (ya he comentado que soy perfeccionista e impaciente?); me comuniqué con 3: una ya me ha pasado el presupuesto y me dió buenas vibraciones, además de ver que sabía de lo que hablaba.
Con otra he quedado mañana y, supuestamente, hoy tenía una cita con BCN WEDDING PLANNERS; tras intercambiar varios mails ayer recibí uno que copio tal cual:


¨Hola Sandra 

Perdona que te escriba este mail pero veo que eres de una agencia que organizáis bodas...

Hasta ahora no me había dado cuenta...

Supongo que si te casas, ¿la podrás organizar tu misma, no?

Gracias y saludos¨

Tel. + 34 93 513 58 59
Mo. + 34 686 26 66 18
c/ Brusi, 39-41, local 56
08006 Barcelona, Spain

A lo que respondí:

¨Buenas Marta;

Organizo eventos, bodas pero sobre todo nos dedicamos a crear ideas diferentes con motivos concretos (www.divinadivinanza.es) las bodas no son en su totalidad nuestra especialidad, sí los pequeños detalles; de todas maneras, si busco a alguien es porque mi boda la quiero disfrutar, no trabajar, obviamente, como cualquier novia, no profesional, tengo mis ideas para mi día.

Aunque con tu mail no entiendo el mensaje que me quieres dar, no lo considero demasiado profesional.

No te preocupes, gracias por haberme atendido.

Saludos,

San¨


Y ahora pregunto yo: ¿a la gente le sobra el trabajo en momentos como este?

Por Dios, tanto le costaba a esta mujer (que he omitido su nombre porque no vale la pena darle más importancia, ya bastante le doy a su empresa) esperar a conocerme y realizarme las preguntas que considerara oportunas? o, en su defecto, enviarme un mail más ¨amigable¨ en donde preguntarme lo mismo sin cerrarse las puertas de manera directa a una posible clienta?

En serio, si es la dueña de la empresa, le faltan dotes de profesionalidad sin lugar a dudas pero si es una trabajadora, la persona al cargo debería tomar medidas. Imagino que le dio apuro no poder cobrarme lo que a cualquiera si se supone ¨se un poquito del tema¨; pero ahí dejó clarísimo que no hacía su trabajo de corazón: las bodas no son eventos empresariales en los que todo es más mecánico; las bodas son algo donde los servicios que contratas, en su totalidad, deben dar de sí lo máximo; es un evento personalizado, que debe transmitir confianza y tranquilidad a los novios en todo momento. Y a esta empresa le faltan dotes para organizar eventos de este calibre, al menos, esa es mi opinión; estoy convencida que habrán muchos clientes que tendrán un grato recuerdo de su trabajo realizado pero no quiero ni pensar lo que les habrán cobrado por ¨no ser unos entendidos del tema¨.

Queda sobre entendido que ni me reuniré ni recomendaré su agencia; el trato poco profesional y, sobre todo, poco humano que han demostrado, me quita las ganas de ni siquiera verles la cara.

Menos mal que sigue habiendo gente profesional y con ganas de trabajar hoy día, que, viendo estas reacciones, cualquiera diría que el trabajo sobra. Manda cojones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias! siempre es agradable que el que pase por aquí se deje oír...(leer en este caso ;))