Recíbelo en tu mail

lunes, 26 de septiembre de 2011

Segundo día, segunda entrada :)

Vuelvo, rápido, que por intenciones que no sea.

Hoy, ahora, en este preciso momento no me queda otra que hablar de lo complicado que resulta combinar maternidad, trabajo y vida personal.
Es el segundo lunes de lo que, para mí, ha sido el retorno a la rutina: colegios, actividades extra escolares, cenas, hora de irse a la cama...creo que soy fanática de esa vida ahora mismo; sin embrago, aún me cuesta organizarme, tener un horario en el que yo me aclare y pueda llevar a cabo todo lo que debo y quiero que no es poco.

Primero los hijos: el mayor de casi 12 años, se va a las 8 y dos días a la semana lo recoge su padre y tiene ya las tardes organizadas, a dios gracias!, pero no quita que has de estar y que cuando llega de fútbol tienes que perseguirle para que se duche, haga los deberes, recoja sus cosas, etc, etc...
El peque, siendo más fácil, se me hace más complicado, con 6 meses y medio va conmigo a todas partes, pero esta en un momento que se aburre con facilidad de todo: el parque, la hamaca, el cochecito, los brazos...sobre todo esto último, se aburre y tampoco puedes tenerlo todo el día colgado al cuello. Me lo llevo ahí donde voy: trabajo en el restaurante, va conmigo, voy a mi showroom, va conmigo, recados, va conmigo, excepto cuando me voy al gimnasio le tengo pegado a mí y, sí, soy afortunada por poder tenerle y disfrutarlo y que nadie me diga nada por ir de un lado a otro con él pero también, convengamos, que es doblemente agotador enfrentarse a cualquier tarea. Por si fuera poco ahora también tiene él dos actividades, además de su horarios fijo de comidas que te condiciona muy mucho.

Luego hemos adoptado una cerdita vietnamita de 4 meses, que humor, ya lo sé.
La casa que, sí, también soy afortunada en eso porque tengo una señora desde hace 4 años que es como de la familia y esta todos los días con nosotros, hasta el sábado, se entiende...

Y por último mis obligaciones y necesidades: llevar mi restaurante, llevar mi empresa de eventos, regalos y sorpresas y tratar de cuidarme con el gimnasio y algún que otro masaje, ¿porqué esto último?, porque me gusta estar bien, porque tengo 35 años y el segundo embarazo ya se nota y porque soy hiperactiva y se me carga la espalda que da gusto...

No son pocas las cosas y aún estoy en eso, en lograr cerrar un calendario y horario que pueda gestionar y combinar absolutamente todo....alguna idea? alguna sugerencia? seguro que hay miles de madres que me entienden y se sienten más que identificadas con mis palabras, no os cortéis....decirme si creéis que estoy tratando de abarcar demasiado pero recordad antes: el trabajo por mucho que nos guste es necesario y de obligada devoción (hay que vivir de algo) y todas necesitamos nuestro momento (eso va por el gimnasio, para mi más que necesario, los masajitos....)

Saludos a mi único seguido hasta el momento y a las 12 personas que ayer pasaron por Makev place!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias! siempre es agradable que el que pase por aquí se deje oír...(leer en este caso ;))